Los secretos #AntiAging de Sandra Sutherland

Sandra Sutherland, una niña de 50 ante la cámara. En una entrevista con ACTitud50 cuenta sus hábitos de belleza, nutrición, deporte y suplementos para mantenerse joven.

Empezó en TVE con 17 años. Entonces no había en España más cadenas de televisivas que la pública, y Sandra llamó la atención por su frescura y espontaneidad ante la cámara y sus preciosos ojos azules.

Desde pequeña soñaba con ser actriz y periodista. De hecho, estudió Arte Dramático y, con solo 14 años debutó en el teatro Valle Inclán de Madrid con la obra “Y de Cachemina, chales” (1976).

Llegó a la tele en 1981, como presentadora del programa juvenil “Pista libre”, y compaginó este trabajo con algunos papeles como actriz en “Las bicicletas son para el verano” (1982) y “La coartada (1985).

En 1985 realizó unas pruebas para presentar los informativos en TVE, y se incorporó a la Segunda Cadena como presentadora de Telediarios.

Dejó la escena para dedicarse al Periodismo, y su carrera profesional en los Servicios Informativos de TVE se ha prolongado hasta la actualidad.

En una entrevista con ACTitud50, Sandra revela sus hábitos y cuidados de belleza y bienestar.

Rutinas de belleza

“Practico las mismas rutinas de belleza desde que soy una niña. Consisten en una ducha diaria y mucha hidratación con una crema que huela especialmente bien. Ese aroma floral, sin marear, me acompaña todo el día. Por la noche me vuelvo a limpiar el rostro y a hidratarme; además, arreglo uñas de manos y pies. Estas rutinas las practico a diario. Otras, como la depilación, semanales; y el corte de pelo y tinte, mensuales, con retoques”.

El único cuidado “especial” que Sandra añadió a sus rutinas de belleza después de cumplir los 50 es, según ella misma revela, el del contorno de ojos.

Para el cuerpo y el pelo le gustan los jabones neutros. Respecto a las cremas, “busco que sean muy fluidas, para que me dejen la piel fresca y tersa, pero no grasa”.

Como dato curioso, el olor de las cremas que se pone es crucial para saber si le sientan bien. “Sobre todo, disfruto cuando me queda ese olor floral que me permite sonreír cada vez que me muevo y noto mi aroma”.

Dedica cuidados especiales a su rostro porque padece rosácea, “una afección de la piel muy relacionada con los estados de ánimo y el sistema digestivo, por lo que mis cuidados son integrales”.

Utiliza ambos tipos de cosméticos, tradicionales y naturales. “Tengo productos de toda la vida que seguiré usando y voy encontrando otros nuevos. Me encanta probar. No te puedo indicar marcas porque no quiero asociar mi imagen a ningún producto”.

Cinco comidas diarias

Sandra es madre de familia numerosa y se ha preocupado desde siempre porque su prole tuviera una buena nutrición.

“La alimentación siempre ha sido muy importante en mi casa, la cuido mucho. Como cinco veces al día y llevo a rajatabla las cinco raciones de fruta y verdura, tanto cocida como cruda. Tomo huevos, pescado, aves y lácteos con regularidad; y carne roja, embutidos y dulces de Pascuas a Ramos. Intento no tomar harinas refinadas y todo lo riego con chorritos de aceite de oliva virgen extra, me encanta”.

En sus propias palabras, se esfuerza por “comer cada producto en la temporada que toca, para tener una dieta lo más variada posible.

Pincha en Planes AntiAging para conocer cómo variar tu dieta en función de las necesidades de tu cuerpo a los 30, 40, 50 y 60+.

Siempre que puedo voy al mercado a comprar, porque aprendo mucho con los fruteros, pescaderos, carniceros… ya me conocen y me dicen qué productos están mejor y hasta cómo prepararlos”.

Los únicos suplementos alimenticios que toma son probióticos, de vez en cuando. Considera que “el resto está en la alimentación”.

La importancia de madrugar

Para mantenerse en forma, Sandra Sutherland hace pilates un día a la semana, body balance, otro; y otros dos, zumba. Cada clase de dichas disciplinas dura una hora.

Además, “paseo todos los días con mis dos perros por el parque, a buen ritmo, para que hagan también ejercicio”.

La energía de Sandra tiene una curiosa explicación. “Hace unos años descubrí el secreto de madrugar para mantener mi energía. Me levanto a las seis, incluso cuando no tengo que trabajar, y me voy al parque con mis perros. Me sienta genial porque aprovecho mucho el día, especialmente la mañana, que es cuando más vitalidad tengo. Por supuesto, me acuesto pronto”.

Respecto al bienestar psíquico y emocional, se considera una persona muy empática.  “Elijo muy bien de quién me rodeo. Con la edad he perdido el miedo a estar sola, y lo cogí a estar mal acompañada. Valoro más que nunca la amistad: la cultivo, me sienta bien y siento bien”.

Directora y presentadora del programa Agrosfera, de TVE, asegura que se dedica “en cuerpo y alma” a este programa de servicio público, dedicado al mundo rural y al sector primario.

“Es una joya, un servicio público 100%. No miro más allá, es el proyecto que ocupa mi pensamiento y no estoy en otra cosa. Tanto, que he dejado de impartir clases. Quizá lo único que echo un poco de menos es que mis alumnos me obligaban a reinventar constantemente los cursos y a aprender cosas nuevas”.

Se despide con su eterna sonrisa y un guiño. “Ahora estoy aprendiendo fotografía. Y en la cartera tengo proyectos de viajes”.

Por |2019-08-26T11:58:31+00:0017 enero, 2019|Entrevistas|

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies