La biocosmética para revitalizar nuestra piel

Ahora puedes encontrar cualquier cosmético tradicional en versión econatural. Te mostramos sus ventajas para mejorar tu salud y belleza.

La mayor ventaja de los cosméticos bio es que sus principios activos son inocuos. Además, contienen mayor cantidad de antioxidantes y regeneradores de tu belleza natural.

La piel absorbe todo lo que nos ponemos sobre ella, que pasa al torrente sanguíneo y se distribuye por el organismo. Como dice Miriam Díaz-Aroca, “no untes en tu cuerpo lo que no puedes comer”

Muchos ingredientes de la cosmética convencional provienen del petróleo y sus derivados. A largo plazo pueden resultar perjudiciales para tu salud. De hecho, algunos se han prohibido en la Unión Europea y otros están en estudio.

La Red Ecoestética es un proyecto de la Asociación Vida Sana cuyo objetivo radica en potenciar la cosmética natural certificada y darla a conocer entre profesionales y consumidores.

“Nadie come petróleo o parafina, que son ingredientes de uso común en los cosméticos tradicionales”, señala Yolanda Muñoz, coordinadora de la Red Ecoestética.

“Sin embargo, los aceites y mantecas que se utilizan en la fabricación de los artículos ecoestéticos son comestibles”, asegura la misma experta.

“Me refiero al aceite de oliva, de macadamia o de pipas de calabaza; a la manteca de cacao o de cacahuetes, por citar algún ejemplo de productos frecuentes en nuestra alimentación cotidiana”.

Natural y eco

No todo lo que se anuncia como ecológico lo es al 100%. La diferencia entre cosmética natural y cosmética ecológica es que la primera se elabora con ingredientes naturales, aunque sin conocer su procedencia.

En cambio, todos los productos que intervienen en la fabricación de cosméticos ecológicos proceden de la agricultura o ganadería ecológica y están libres de pesticidas y otros tóxicos.

La Red Ecoestética, en palabras de su coordinadora, apoya ambos tipos de productos y sus certificaciones incluyen las dos categorías. Para entender mejor la diferencia, Yolanda Muñoz pone el siguiente ejemplo:

“Un pepino es un producto natural; no obstante, su acción en el organismo es distinta si se ha cultivado a la manera tradicional o si procede de la agricultura ecológica”.

En cualquier caso, su uso en cosmética siempre resultará menos perjudicial que el de cualquier crema que contenga derivados del petróleo.

“Se trata de volver a los productos que utilizaban nuestros ancestros, con la ventaja de aplicar a su fabricación los avances científicos actuales”, precisa Yolanda Muñoz.

Te explicamos, a continuación, cuáles son los beneficios que aportan a los mayores de 50 los tres tipos de cosméticos más comunes, fabricados en modo eco.

Champús y suavizantes

Champús y suavizantes econaturales, además de tener una textura más suave, nutren nuestro cabello de forma más efectiva y contribuyen a restablecer su belleza natural.

La diferencia con los convencionales estriba en los ingredientes tensioactivos, que son los encargados de generar espuma.

“Los champús y suavizantes tradicionales proporcionan mayor cantidad de espuma porque utilizan tensioactivos derivados del petróleo”, asegura Yolanda Muñoz.

“Los econaturales, por el contrario, proceden de productos vegetales completamente inocuos y sueltan menos espuma, lo cual no significa que limpien menos”, puntualiza.

“El pelo necesita un tiempo para regenerarse. Cuando se usa un champú econatural por primera vez no se notan sus efectos. Parece que no hace nada, pero al secar el cabello lo notamos más voluminoso e hidratado”.

La citada experta corrobora que la utilización continuada de un champú econatural multiplica sus beneficios.

Cremas y maquillajes

Nuestra piel se deshidrata y pierde tersura a partir de los 50 años. Las cremas faciales y corporales fabricadas con aceites vegetales alimentan, hidratan y regeneran la piel.

“Sus efectos se notan desde el primer día”, asegura Yolanda Muñoz. “Aunque existen cremas tradicionales de belleza con resultados iguales en apariencia, a la larga pueden perjudicarnos”.

La razón es que “contienen componentes tóxicos para el organismo. Por el contrario, los aceites vegetales son inocuos y más ricos en antioxidantes”.

Respecto al maquillaje econatural, su mayor ventaja es que no tapa los poros; por tanto, la piel sigue transpirando normalmente una vez aplicado.

Se fabrica con aceites vegetales de primera prensión, ecológicos y aptos para el consumo humano.

Yolanda Muñoz asegura que estos maquillajes naturales “nutren la piel y aportan mayor hidratación, elasticidad y firmeza, con la ventaja de que no tienen contraindicaciones ni efectos secundarios”.

Ungüentos terapéuticos

Además de cosméticos, existen productos econaturales con propiedades terapéuticas.

Entre ellos, las cremas para piernas cansadas; los ungüentos y lociones que quitan el dolor muscular; y las infusiones y cremas para prevenir y aliviar los dolores causados por enfermedades reumáticas, artritis y artrosis.

Los ungüentos terapéuticos están elaborados con principios activos provenientes solo de plantas y carecen de efectos secundarios.

No obstante, antes de usarlos debes avisar al vendedor si eres alérgico, si tomas Sintrom o algún otro medicamento para licuar la sangre o si padeces cáncer.

Y tú, lectora en la frontera de los 50, ¿qué prefieres, la cosmética tradicional o la bio?

Por |2019-01-23T15:11:02+00:0029 diciembre, 2018|Belleza|

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies