Por qué nos envejece la contaminación y cómo evitarlo

La contaminación ambiental acelera el envejecimiento cutáneo y por tanto favorece la aparición de arrugas.

El ajetreo y el bullicio de la vida en la ciudad es rápido y estimulante, pero puede ser un ambiente bastante poco saludable para la piel.

Hasta ahora siempre se ha relacionado la contaminación con problemas de salud respiratorios y cardiacos. Ahora cada vez existen más estudios que reflejan que la contaminación está implicada en otro tipo de patologías, como son las dermatológicas.

“Tenemos que tener en cuenta que la contaminación ambiental penetra en nuestro organismo por la respiración. Así llega al torrente sanguíneo y se deposita en las capas más profundas de la piel. También lo hace a través de las capas más superficiales de la piel.  De forma que las micropartículas se acumulan imperceptiblemente sobre la epidermis.” explica el Dr. Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral.

Cómo nos envejece la contaminación

El 92% de las personas en todo el mundo viven en ciudades que no cumplen con los estándares de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud repercutiendo en:

  1. Seis millones y medio de fallecimientos están asociados con la contaminación del aire en interiores y exteriores. Ese número se ha más que duplicado desde 2012 (11,6%).
  2. En Europa se pierde 1 año de esperanza de vida para cada persona debido a la exposición a partículas de la contaminación del aire. Esto se debe principalmente al mayor riesgo de enfermedades cardíacas y pulmonares.
  3. La exposición a los gases procedentes de la circulación y a contaminantes propios del ámbito del hogar provoca la aparición de léntigos en frente y mejillas, arrugas nasolabiales (arrugas de marioneta) y en las manos, laxitud y flacidez en párpados y mejillas.
  4. Los efectos de la contaminación en la piel también son profundos y se ven como un mayor riesgo de cáncer de piel, sensibilidad de la piel, decoloración, sequedad, opacidad y aspereza.

La amenaza real proviene de los químicos que encuentran la contaminación.

El polvo urbano contiene un cóctel de 224 productos químicos tóxicos, desde hidrocarburos poliaromáticos hasta pesticidas y metales pesados.

Sólo el humo de los cigarros se ha demostrado que consta de 6.000 productos químicos.

Protege tu piel de la contaminación

Lo primero que nos puede venir a la cabeza es cómo podemos protegernos del aire que inhalamos y nos rodea.

Según el Dr. Sánchez la piel y la salud en general pueden protegerse con unas pequeñas modificaciones en nuestras rutinas diarias.

Limpieza: Utiliza un proceso de 2 limpiezas diarias, una por la mañana y otra por la noche, para eliminar las pequeñas partículas de contaminación que se depositan en la piel.

Hidratación tópica. Utilizar cosméticos para fortalecer la barrera hidrolipídica de la piel como hidratantes ricas en ácido hialurónico.

También pueden contener principios activos como los factores de crecimiento epidérmico para favorecer la regeneración celular.

Hidratación interna. Beber agua y aumentar la ingesta de infusiones détox harán que la eliminación de las toxinas sea más efectiva.

Protección UV. Parte de la rutina diaria debe ser aplicarse fotoprotectores con un mínimo de 30 o 50 SPF, dependiendo de la época del año y del lugar dónde se viva.

Antioxidantes.  Consumir las vitaminas A, C y E tanto en forma tópica como oral minimizarán la acción de los radicales libres sobre la piel.

En cuanto al  ácido ferúlico, como parte de un serum o una crema, consigue reducir la acción inflamatoria producida por la contaminación.

También podemos actuar en cuanto al ambiente que nos rodea según el Dr.

Purificadores ambientales. Limpiar la contaminación ambiental en casa y en la oficina mejora la calidad del aire que respiramos. Si además es humificador conseguiremos mejor hidratación de nuestros tejidos.

Parques y zonas verdes. Evita practicar deporte en exteriores a las horas de mayor contaminación o cerca de carreteras.

Los suplementos y la nutrición que ingerimos también evitan los efectos dañinos de la contaminación.

Niacinamida (vitamina B3). Toma suplementos que contengan esta vitamina para proteger la piel contra el estrés ambiental. Además fortalece la barrera cutánea y repara activamente el daño de la contaminación y los rayos UV.

Adaptógenos: Incrementa el consumo de resveratrol, curcumina y ginseng entre otros. La mejor manera de incorporarlos a los regímenes es a través de frutas, verduras y especias.

Disfrutar de la ciudad a la vez que protegerse de los efectos nocivos de la polución es posible. Empieza hoy a revisar tus rutinas.

Por |2020-02-08T22:04:00+00:0016 septiembre, 2019|Belleza, Nutrición y suplementos|

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies