El hongo de la energía vital

En otoño, las hojas caen, los árboles amarillean y los tonos ocres del campo se imponen en nuestro entorno.

Pero a ese sugerente paisaje se le suman la lluvia, el frío; los cambios atmosféricos con la llegada de bajas presiones, el cambio de hora que afecta a nuestro ritmo circadiano…

Y lo notamos: la bajada de ánimo, la dificultad de concentración, la apatía y la irritabilidad son algunas de las sensaciones más habituales. La naturaleza se prepara para hibernar y… nos contagia.

En mi caso, la solución la encuentro en la medicina china tradicional. Tiene muchos atractivos, lo que me convierte en una usuaria entusiasta de sus productos.

Por un lado, esta disciplina reúne gran acumulación de conocimientos milenarios que se manifiesta en dos aspectos clave: trata a las personas como seres únicos y utiliza productos naturales para curar; por otro lado, es una fantástica alternativa a la medicina convencional y a las frustraciones que a veces producen sus limitaciones.

Por si fuera poco, son cada día más numerosas las revistas científicas que se hacen eco de sus bondades aunque, en algunos casos, todavía no haya evidencia científica suficiente.

En otoño, Cordyceps sinensis

Cordyceps es, a la vez, un hongo y una oruga.

Crece fuera del suelo a partir de cuerpos de oruga en las altitudes del Himalaya y la meseta tibetana, aunque el hongo no cultivado carece del mismo efecto medicinal.

El Cordyceps sinensis cultivado comienza como una espora en el invierno. La espora aterriza en una polilla de oruga y se adentra en el cuerpo de la oruga.

Esa oruga se entierra en el suelo antes de morir como si supiera que cumple con un propósito. Cuando llega el verano, el hongo crece como una planta, emergiendo de la cabeza de la oruga y con la apariencia de un dedo delgado y anaranjado.

¿Cuáles son los potenciales beneficios para la salud?

Se necesita más investigación para confirmar el efecto del Cordyceps en la salud humana, pero sí que hay evidencia científica. Sugiere lo siguiente:

  1. Incrementa el rendimiento del ejercicio, la energía y la vitalidad.
  2. Ayuda con la fatiga.
  3. Estimula el sistema inmunitario del cuerpo.
  4. Tiene un efecto antihiperglucémico.
  5. Podría revertir la fibrosis hepática.

Además, podría ayudar con el antienvejecimiento gracias a sus fantásticas propiedades:

  1. Antioxidantes.
  2. Antiinflamatorias.
  3. Antitumorales.
  4. Antihiperglucémicas: promueve el bajo nivel de azúcar en sangre.
  5. Antiapoptosis: detiene la muerte celular.
  6. Inmunomodulador: regula el sistema inmunitario.
  7. Nefroprotector: protector del riñón.
  8. Hepatoprotector: protector del hígado.

El mejor Cordyceps

Los suplementos y productos que contienen extracto de Cordyceps se han vuelto cada vez más populares debido a toda esta batería de beneficios que se le atribuyen al hongo.

De las más de 400 especies de Cordyceps descubiertas, solo dos se han convertido en el foco de la investigación por la enorme cantidad de utilidades en el mantenimiento de la salud: Cordyceps sinensis y Cordyceps militaris.

Hasta tal punto es así, que el gobierno chino aprobó Cordyceps CS-4 para su uso en hospitales y lo reconoce como un medicamento seguro y natural.

Encontrar estos pequeños hongos requiere mucha habilidad, concentración y práctica. Esto significa que, al no poderse cultivar con perspectivas comerciales, el extracto resulta especialmente caro.

Aun así, y puesto que son tantos los beneficios que se le intuyen, puede que estés pensando en tomarlo. En tal caso, la dosis comúnmente utilizada es de 1,000 a 3,000 mg por día. Este rango no está asociado con efectos secundarios.

Por |2019-11-19T13:13:11+00:0014 octubre, 2019|Ejercicio físico|

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies