Cómo tomar el sol de forma saludable en la madurez

Con el paso de los años la piel se vuelve más fina y traslúcida, además de pálida. Los rayos ultravioletas pueden hacer estragos en nuestro cutis, cuya dermis es más frágil en la madurez.

Nuestra edad nos hace más fotosensibles por varios motivos:

  1. Dermoporosis, es decir, la piel va perdiendo consistencia y se hace más frágil y susceptible al daño de los rayos ultravioletas. Este problema aumenta si padeces diabetes.
  2. Adelgazamiento de la piel y pérdida de elasticidad, lo cual provoca una barrera más débil para protegerse del sol.
  3. Ante la ingesta de ciertos fármacos, en necesario un cuidado adicional a la hora de exponernos al sol. Se recomienda consultar con un médico.
  4. Además, los dermatólogos sostienen que un 70% de los problemas asociados al envejecimiento cutáneo son el resultado de una exposición solar excesiva. En España tenemos una media anual de 8 horas diarias de sol, casi tres veces más que en los paises del norte de Europa.

Si quieres comprobar el estado de tu propia piel, debes comparar la de las zonas más expuestas al sol con la de otras áreas que no sufren el daño por estar tapadas. Por ejemplo, la piel del rostro y escote con la del trasero. No lo dudes: acércate al espejo y compara.

Para mantener una piel joven y sana te recomendamos los pasos siguientes:

Antes de la llegada del verano

Prepara la piel para el sol y consume betacarotenos y licopenos. Además de proteger tu piel conseguirás un bronceado más rápido, duradero, intenso y homogéneo.

Jesús Climent, farmacéutico madrileño y afincado en Alemania, explica a ACTitud50 que “es recomendable el uso de protección por vía oral solo en caso de que la persona no tenga patologías renales, hepáticas, pulmonares, cardíacas, oculares y que no fume. En cualqauier caso, siempre debe hacerse bajo supervision médica”.

En forma de complementos, los protectores solares los comercializan las marcas Ineov, Heliocare o Isdin, y los podrás encontrar en farmacias y parafarmacias.
También los encuentras en alimentos de color rojo y naranja, como los tomates, los pimientos anaranjados y la zanahoria.

Durante el verano

En los meses de más sol no podemos olvidar la recomendación de Cyrille Tellinge, creador de la marca francesa Novexpert. “Los rayos UV destruyen la vitamina C que hay en nuestra piel y oxidan nuestras células, por lo que cuanto más te expongas al sol, más vitamina C necesitas”.

Por tanto, nuestro consejo es que antes de tu protector solar te apliques vitamina C. Puedes usar una crema que la contenga.

El protector solar elegido debe ser de factor 30 como mínimo, para que bloquee los rayos UVA y UVB; y contener óxido de zinc entre sus ingredientes. El óxido de zinc es el filtro solar mineral más recomendable (sin efectos adversos conocidos y protector frente a un mayor espectro de rayos solares). Lo comercializa SunLaude.

Al final del día, es recomendable hidratar la piel con aceites nutritivos y mascarilla.

Entre los productos de farmacia para rostro, escote y cuello destacan XHEKPON, Bio Oil o Redermic R.

Si lo tuyo es lo natural, los productos post-solares más reparadores para la piel son los que contienen aloe vera. Al ser rico en vitaminas C, E y betacaroteno, contribuye a que la piel esté más firme.

Reduce el tiempo que pasas bajo la luz solar directa a 30 minutos al día.

Si tus vacaciones incluyen tiempo en la piscina o en la playa no olvides cubrir tu piel con protección, y llevar un caftan fresco pero bastante cubierto.

Consulta los estilismos veraniegos de blogueras de moda maduras, como Carmen Antón o Paloma Chimeno. Ellas son siempre una fuente de inspiración

Mi rutina #AntiAging para tomar el sol

Para preparar a mi cuerpo por dentro empiezo a tomar complementos con betacarotenos y licopenos un mes antes de la llegada del verano. De esta forma fortalezco mi piel para protegerme del sol.

Además intento consumir los alimentos antes citados antes, durante y después del verano. El gazpacho nunca falta en mi nevera, y tampoco una infusión de jengibre potente antioxidante y rica en vitamina B6 y C.

En mi baño no faltan productos hidratantes, protectores y nutritivos. El verano es el momento del año donde más vas a lucir la piel sin ningún tipo de maquillaje. Me gusta verla luminosa, me hace sentirme bien.

En cuanto al protector solar siempre aplico una cantidad generosa 30 minutos antes de ponerme al sol, dejando que penetre en la piel. La cantidad debe de ser lo suficiente como para ser parcialmente visible.

Después del verano siempre hago una exfoliación para oxigenar mi piel.

Y tú, ¿cuidas tu piel en verano? ¿Cómo lo haces?

Por |2018-11-21T12:04:23+00:0015 octubre, 2018|Belleza, Nutrición, Suplementos|

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies