Cómo hacer ejercicio en la playa sin darte cuenta

Caminar, saltar olas, nadar o jugar a las palas son algunas actividades que puedes hacer de vacaciones para mantenerte en forma.

Cuando pensamos en deporte no solemos asociarlo a vacaciones y playa. Sin embargo, la realidad es que podemos hacer deporte y sin apenas ser conscientes de ello y pasar un buen rato.

Sprinter, líder en distribución de moda y material deportivo, ha seleccionado actividades sencillas para practicar en la playa, y con las que conseguirás ponerte en forma sin apenas darte cuenta.

Son actividades amenas que no te supondrán tanto esfuerzo, ya que disfrutarás con ellas y te mantendrás en línea para la vuelta al gym.

Saltar las olas

Practicar deporte en el agua duplica el gasto calórico y mejora la eficacia de los ejercicios.

Si hay una actividad que practican los más pequeños sin parar en la playa es la de estar dentro del mar jugando con las olas. Por lo que, si te atreves, únete a los niños o simplemente nada a lo largo de la orilla, mejorarás tu rendimiento.

Caminar por la arena

Caminar es una de las rutinas que más practicamos en la playa y es un ejercicio perfecto para calentar el cuerpo.

Es importante tener en cuenta el tiempo y la intensidad, es decir, hay que andar a buen ritmo y de forma continua durante al menos diez minutos si lo que buscamos es un precalentamiento.

Si lo que queremos es mantenernos en forma y controlar el peso deberemos andar todos los días, al menos una hora diaria.

Búscate un buen acompañante con el que ponerte al día, y la hora se te pasará volando.

Según afirman los expertos de Sprinter “Caminar durante una hora activará la circulación de la sangre, lo que hará que combatas la piel de naranja y mantengas tu peso controlado”.

Jugar a las palas

Si bien es cierto que es una actividad que no requiere de ninguna habilidad deportiva, el simple hecho de practicarla en la arena de la playa hace que nos tengamos que mover haciendo mucho más esfuerzo.

Deja una distancia de al menos cinco metros entre un jugador y otro.

En cuanto te agaches y recojas más de diez veces la pelota, ya habrás hecho una tanda de sentadillas ¡sin apenas darte cuenta!

Por |2019-09-11T11:05:40+00:001 agosto, 2019|Ejercicio físico|

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies